La cuyanía llora la partida del tonadero Roberto Cortéz

El folclore de Cuyo ha perdido una de sus grandes joyas de la tonada, Roberto Cortéz dejó de existir en Caucete, luego de pelear con una grave enfermedad.

Roberto Agustín Cortéz deja un legado importante recorrido, en la difusión de la tonada en todo Cuyo. Desde hace algunos años que la diabetes le venía jugando malas cartas, pero ni así paró, aunque perdió una de sus piernas, se las arregló para seguir recorriendo las calles de su Caucete natal, en un moto vehículo, con un gran esfuerzo.

Su última actuación en Caucete

La enfermedad siguió pegándole duro, pero su espíritu alegre y su mirada profunda, lo llevaron a levantarse en cada caída.

Sus últimos días los pasó en los centros de salud, abrazado por el amor de su familia, pero hoy a las 4, su corazón no resistió y dijo adios. Sus restos son velados en la salas de la ex Cooperativa Eléctrica de Caucete.