Artistas locales brillaron bajo las estrellas en el anfiteatro Buenaventura Luna

Las gradas del Anfiteatro Buenaventura Luna estuvieron repletas de espectadores la última noche de Semana Santa. Es que allí se llevó a cabo “Música y danza bajo las estrellas”, la presentación de la Cemerata San Juan en el marco de las actividades organizadas por el Ministerio de Turismo y Cultura para la conmemoración anual cristiana.

La propuesta, que tuvo lugar en el Complejo Auditorio Juan Victoria, constó de dos etapas. La primera con música clásica, donde se lució el saxofonista Luciano Gutiérrez como solista, y la segunda tuvo un repertorio de canciones populares que incluyó “Bésame mucho”, “Las dos puntas”, “Volver”, “Alfonsina y el mar”, “Over de rainbow y Libertango”, entre otras.

El concierto que hizo la Camerata San Juan brilló por su variada combinación, tanto en su repertorio como en la danza que complementó la lista de canciones, ya que incluyó zambas, tangos, baladas y hasta bachata.

El ritmo estuvo a cargo de distintas compañías y ballets locales. En este marco, uno de los momentos más aclamados por el público fue cuando Eduardo Becerra bailó sentado en su silla de ruedas junto a Carolina Ruso. La pareja interpretó la samba “Alfonsina y el mar” y se llevó aplausos interminables del auditorio.

Otro de los momentos destacados, fue la participación de Nahuel Méndez, el joven actor que fue revelación de la Fiesta Nacional del Sol 2016. El artista fue el protagonista de “1816, el Grito Sagrado'', el musical que hizo emocionar al público en el Autódromo Eduardo Copelo durante el espectáculo final de la celebración sanjuanina.

Sin dudas, un popurrí que tuvo los condimentos exactos para que las estrellas brillaran en el Anfiteatro Buenaventura Luna: el profesionalismo de los músicos de la Camerata, la pasión de los bailarines y artistas, el calor del público y una noche ideal al aire libre.