viernes 22 de junio de 2018 - Edición Nº254
Diario El Sol de San Juan » Sociedad » 12 jun 2018

Reflexión Provida

Un fuerte mensaje con una triste historia detrás

Celeste fue abandonada junto a dos hermanos y fue adoptada tras varias peripecias, entre ellas la muerte de uno de sus hermanitos. Está a favor de la vida y un cartel la hizo visible.


TAGS: PROVIDA, ABORTO
Por:
Ramón "Ray" Mercado

Eran las 00.12 hs de la madrugada del domingo y me encontraba cenando con una pareja amiga, cuando recibí un mensaje de Whatsapp de un fotógrafo que decía: “Hoy le saqué una foto a una chica que decía en su cartel “Fui adoptada y no abortada”. Le pedí hacer una nota para tu diario y aceptó”.

Era Emanuel Di Blaci quien escribía, un joven fotógrafo que por voluntad propia decidió cubrir la marcha “Por las dos vidas” en el centro sanjuanino.

La historia me pareció interesante para el diario, pero ni siquiera me dio tiempo para preguntar si tenía los datos de contacto de ella para concertar una entrevista, ya que Emanuel pensó todo y le dio mi número a esa joven, que decidió escribirme  un rato después.

Toda la comunicación con ella fue vía mensajería instantánea, ella escribía y yo enviaba audios. Así es como conocí a Celeste, que no creía que podía tener una historia de vida tan fuerte y sin embargo apostar a la vida con tanta convicción.

Hola, soy Cele”, fueron las primeras líneas esgrimidas en la pantalla de la aplicación, de allí en más no solo dejó su alma en lo que escribió, también me dejó una fuerte reflexión provida que atesoraré por siempre.

Mi historia de vida comienza así”, fueron los primeros apuntes de lo que se transformó después en piel de gallina mientras leía detenidamente el mensaje.

Cuando tenía 1 año y medio, fui abandonada junto a mis dos hermanos por mi mamá biológica, quedando solos los tres al cuidado de vecinos, hasta que se hizo cargo mi tía (hermana de mi mamá), la cual debido a su situación económica y habiendo tomado el conocimiento el Juez de Menores comenzaron a hacernos un seguimiento, en ese tiempo mi hermana de 3 añitos, muere ahogada en un canal por descuido” aseguró.

Esas primeras líneas rompieron todo mi protocolo. No podía continuar una charla con esta mujer, porque ya adolescente no es, no adolece de nada. Sentí en ese momento que se había hecho mujer desde pequeña, que  nunca pasó por la pubertad y aun siendo joven, tiene un alma madura.

Ser abandonada, perder a un hermanito y tiempo después conocer que era adoptada, creciendo con ello, sin tener el uso de razón adecuado pese a su edad, ya que ella comentó que fue a los 5 años cuando supo la verdad: ¡Fua! Que corazón fuerte desde tan pequeña.

Celeste continuó con su relato por whatsapp, quizás no la forma de conocer su vida, pero la más cercana que tuve para que moviera las bases entero y dar a conocer su mensaje.  

Mi mamá en ese momento era policía, toma conocimiento del caso y partir de ese momento quedamos mi hermano Franco (5 años) a disposición del juez de menores. Empezando mi madre (adoptiva) su lucha por darnos un hogar, presentándose al juzgado para conocer la posibilidad de adoptarme”, contó

El juez le dijo a mi mamá que hiciera los trámites de adopción. En el lapso de una semana mis padres adoptivos fueron citados al juzgado para notificarles que tenían la guarda definitiva, eso fue el día 6 de junio del año 2000.

Ese día llegue a mi nueva casa siendo recibida por mis 4 hermanas con mucha alegría y euforia”, relató emocionada Celeste, pese a que no vi sus expresiones, sentía en mi cuerpo que ella lo contaba así, con lágrimas en sus ojos de colores.

Cuando le pregunté cómo supo que era adoptada ella escribió: “Me enteré porque mis papás me llevaron a una psicóloga cuando tenía 5 años y a través de juegos ella me contaba la historia”, culminó.

Celeste Tivani Barrera, tiene 19 años y estudia en un colegio nocturno. Está en el segundo año y su historia fue visible por un cartel que conmovió a un fotógrafo y que luego una historia hizo un cimbronazo en el corazón de un periodista que mantiene la fe viva en la vida, como ella, que como mensaje final me dejó “ Estoy a favor de la vida porque a pesar de todo, mi madre biológica me dio la vida y la posibilidad de tener la hermosa familia que tengo ahora”.

La foto realizada por Emanuel Di Blaci durante la marcha "Por las Dos vidas" 

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias