jueves 16 de agosto de 2018 - Edición Nº309
Diario El Sol de San Juan » Judiciales » 8 ago 2018

Tenía 10 años

Violó a una nena, con complicidad de su mujer, y simuló un robo para taparlo

La pareja simuló un robo para tapar el abuso sexual, peor la nena contó la verdad sobre el ultraje de su tío, con la complicidad de su tía. Piden 15 años de cárcel para ambos.


El fiscal Gustavo Enrique Manini le pidió ayer al juez Raúl José Iglesias (Sala I, Cámara Penal) que condene a 15 años de cárcel a un changarín de 40 años por violar a una nena de 10 años, y que aplique igual castigo para su pareja de 30 (tía de la víctima) por su complicidad en ese aberrante delito, que calificó como abuso sexual con acceso carnal agravado por la guarda y el número de personas. La asesora de la Niñez, Patricia Sirera, adhirió a la solicitud del fiscal y en su alegato llamó a la "reflexión" a la defensora de ambos imputados: "Puede argüir la mejor de las defensas sin ensuciar a la víctima... la agresión sexual que sufrió esta nena le arrebató su inocencia, fue un disparo en su psiquis que la hirió de por vida", alegó Sirera en Diario de Cuyo.

Su crítica se produjo porque la defensora María Noriega cuestionó el relato de la víctima al momento de evaluar las pruebas y pedir que sus clientes sean absueltos por el beneficio de la duda. O que en todo caso se considere el hecho como un abuso sexual simple, pues entendió que del informe médico no se desprendía que la nena había sido violada.

Todo pasó alrededor de las 4 de la mañana del 21 de julio del año pasado en una casa de Chimbas. Entonces, el sospechoso y su mujer salieron a decir que habían entrado ladrones por la ventana de la cocina para robarles varias pertenencias. Y cuando la nena habló de que había sido "manoseada", agregaron que uno de esos delincuentes pudo ser el autor.

El caso tomó un giro inesperado para los acusados el mismo día, pues la nena comentó a sus familiares íntimos y una psicóloga que no había existido tal robo. Que su tío la había ultrajado sexualmente mientras su tía miraba sin hacer nada, a pesar de sus pedidos de auxilio y que al final la mujer la tomó de un brazo, la llevó al baño, la bañó y le puso otra ropa.

Las sucesivas contradicciones de los acusados convencieron a las autoridades judiciales de que la nena no mentía.

NOTICIAS RELACIONADAS

LAS MÁS LEÍDAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias