Sanjuanino se le puso firme a Alberto F. por las energías renovables – El Sol de San Juan – Noticias de San Juan
Sé parte de la comunidad

Política

Sanjuanino se le puso firme a Alberto F. por las energías renovables

“Queremos que tome el modelo San Juan”, afirmó Victor Doña y cuestionó a los “supuestos asesores” energéticos del presidente electo.

Publicado

el

El temor a que Alberto Fernández frene el desarrollo de energías renovables fue el principal tema de conversación de la cuarta edición de congreso Airec, que reúne a las principales firmas del sector.

Tras las críticas expresiones del entorno del presidente electo sobre este tipo de generación eléctrica  la incertidumbre no solo llega a los empresarios de la industria, sino también a las provincias más ricas en recursos eólicos y solares.

“Sería malo que venga otro tipo de política y se deje afuera a las renovables. No se puede pasar de Boca a River o de izquierda a derecha”, afirmó Victor Doña, presidente de Energía Provincial Sociedad del Estado de San Juan (EPSE) y un hombre del gobernador Uñac.

“Hoy estamos en una condición delicada en Argentina económicamente y se habla mucho de Vaca Muerta, pero esa urgencia no debe llevar a definiciones extremas. Las renovables siempre se miran como que son más caras, pero no se pone en la ecuación el impacto ambiental, sólo se miran los costos”, agregó el especialista que es muy respetado en la industria, donde toman como “ejemplo”, el “modelo San Juan”.

El sanjuanino explicó que Uñac le planteó a Alberto Fernández impulsar este modelo a nivel nacional y que la incertidumbre “no viene por Alberto, sino por asesores que dicen ser de Alberto que dan mucha potencialidad a Vaca Muerta -en buena hora- y ponen en duda algunas cuestiones de las renovables como sus costos o redes de transmisión”.

La mayor preocupación pasa por la promesa de pesificación de tarifas del nuevo gobierno, que de concretarse rompería los contratos PPA en dólares a 20 años, a base de los cuales se desarrollaron los grandes parques.

A su vez, nadie proyecta una rápida salida de la crisis financiera, que ya había paralizado los nuevos proyectos durante el último mandato de Macri. “No veo las condiciones para lanzar una Ronda 4 del Renovar si ni siquiera están dadas las condiciones para asegurar la firma de contratos”, indicó Diego Roger, del CIPIBIC. En tanto, Emilia Sturz de Total Eren aseguró que “ya era complicado que salga el Renovar 4 hace seis meses, ahora con el cambio de gobierno lo veo mucho más difícil”.

Como agravante de la falta de acceso al financiamiento necesario, surge el problema del cuello de botella en el sector de redes de transporte de alta tensión, que fueron saturadas tras el ingreso de los últimos parques.

El plan original de la gestión Cambiemos era construir estas obras mediante el sistema PPP que terminó en un rotundo fracaso. Ahora, ya sin el beneficio del abundante crédito internacional de los primeros años de Macri y con la restricción fiscal que tendrá la próxima administración, lo más probable es que las obras continúen paralizadas.

Para superar estas limitaciones, el presidente del EPSE sugirió adaptarse a un desarrollo de parques más chicos -como los impulsados en la última ronda MiniRen que no necesitan redes de alta tensión-, contratos entre privados Mater y generación distribuida, es decir, la instalación de equipos en viviendas.

De todos modos, en el entorno de Alberto Fernández son más proclives a incentivar el desarrollo de Vaca Muerta, no sólo por su capacidad de generación de dólares, sino porque consideran que hay que gasificar aún más la matriz local para reducir el costo de generación eléctrica.

Rápido de reflejos, en el sector organizaron un panel para hablar exclusivamente de la complementariedad y el balance que puede encontrarse entre las renovables y Vaca Muerta.

“Argentina necesita más dólares y eso sólo se lo puede dar el petróleo. En ese sentido, las renovables pueden reducir las necesidades de petróleo local al ayudar a electrificar la matriz y permitir mayores saldos exportables de crudo”, agregó Roger, uno de los candidatos a ocupar la subsecretaría de renovables, junto con Esteban Kiper y Paulo Farina, más allegados a Kicillof.

Fuente: La Política Online

loading...

Política

Martin Guzmán aseguró que no habrá ajuste económico

“El FMI reconoció que el plan fracasó”, dijo el flamante ministro de Economía en su primera conferencia de prensa.

Publicado

el

El Ministro de Economía que juró ayer en la asunción de Alberto Fernadez como presidente tuvo su primer conferencia de prensa como funcionario, luego de haberse se reunido previamente con sus sus secretarios en el Palacio de Hacienda.

Guzmán cumpliría con la instrucción del presidente Alberto Fernández de acelerar el paso con decisiones rápidas tras el cambio de Gobierno. “Mis ministros están ansiosos por comerse la cancha”, había señalado el mandatario antes de asumir.

Las frases más destacadas de Guzmán

“Venimos a resolver la profunda crisis económica y social”.

“La situación es de extrema fragilidad”.

“Preparamos un gran programa macroeconómico para enfrentar la caída”.

“Lo que ocurrió en la Argentina en los últimos años fracasó”.

“Vemos un incremento de la pobreza que se acerca al 38%”.

“Más de 500 mil personas entraron en la indigencia en los últimos cuatro años”.

“La inflación va a rondar el 55% en 2019”.

“Venimos a hacer las cosas con responsabilidad y seriedad, sin creer en dogmas”.

“El programa macro es integral. Tenemos un problema de desequilibrio externo. Nos endeudamos mucho en moneda extranjera pero no usó esos dólares para poder hacer frente a esa deuda”.

“Hay una situación de desequilibrio fiscal”.

“Tenemos que ir ordenando cada uno de los desequilibrios”.

“Cuando un país entra en una situación de inconsistencia ocurre la crisis”.

“Diseñamos un plan para ordenar la macro economía. Tener las condiciones para que las familias no vivan en una situación de estrés”.

“Nosotros no venimos a hacer promesas rimbombantes”.

“Venimos a resolver el problema de virtual default, que dejó la administración reciente”.

“Reconocemos que hay un problema en la cuestión fiscal. La Argentina tiene que converger al equilibrio”.

“Nada se puede hacer de golpe. El 2020 no es un año en el que se pueda hacer ajuste fiscal”.

“Lo mejor que podemos hacer en este momento es detener la contracción”.

“Queremos reducir la inflación a niveles de un dígito”.

“No funciona atacar la inflación solamente con política monetaria”.

“La reputación hay que construirla”.

“Tenemos que redefinir las prioridades, teniendo en el centro la cuestión social”.

“Tenemos que proteger a los sectores en mayor vulnerabilidad”.

“Para poder pagar hay que tener capacidad de pago y para eso la economía se tiene que recuperar”.

“Queremos tener una relación constructiva con todos los acreedores, entendiendo que hay un problema”.

“Tenemos que tranquilizar la economía argentina”.

“Estableceremos consultas con los acreedores para obtener una modificación en el perfil de la deuda”.

“Ya tuvimos conversaciones con el FMI y hubo un reconocimiento del fracaso del plan anterior”.

“Nosotros somos un soberano que decide por nosotros mismos. El programa es nuestro, no diseñado por el FMI”.

“Va a ser una característica de mi gestión comunicar las decisiones de forma escriba e institucional”.

“En los próximos días en el periodo de sesiones extraordinarias en el Congreso vamos a presentar un proyecto de ley de solidaridad y reactivación productiva”.

“Conformé un equipo con el que estoy muy feliz de trabajar”.

“Queremos cuidar a la Argentina”

“Vamos con nuestro propio proyecto para cuidar al país. Voy a trabajar con gente que quiere cuidar a la Argentina y que entiende el rol del Estado en generar condiciones”.

“Se creará una unidad de gestión de deuda externa”.

“Con Mauricio Macri sentí preocupación por el rumbo que tomó la Argentina”.

“Estoy profundamente agradecido con el Preisdente por darme esta responsabilidad”.

“Venimos a redefinir un modelo de país”.

“Lo productivo tiene que estar en el centro. Queremos una Argentina que genere trabajo pero que también aprenda”.

“Consideramos que lo que se ha hecho durante el Gobierno de Macri con las jubilaciones es inaceptable y muy grave. En el único año en el que la economía creció durante su mandato se decidió cambiar la ley para no compartir el crecimiento con los jubilados”.

“Esos sectores hoy están en una situación de mucha vulnerabilidad”.

“Queremos tener una posición constructiva con el FMI y resolver la situación de virtual default. Con el FMI ya se iniciaron diálogos y negociaciones”.

“No hay forma de que la Argentina llegue en 2020 a un ajuste necesario como para llegar a los lineamientos del acuerdo con el FMI”.

“No tiene sentido recibir más desembolsos del FMI en una situación como la actual, donde hay una evidente insostenibilidad”.

“La política monetaria estará coordinada con el resto del plan”.

“Para que la economía argentina pueda sacarse el cepo al dólar de encima, debemos tranquilizar la economía”.

loading...

Seguir Leyendo

Política

Alberto F. pedirá urgente la emergencia económica

El Presidente enviará al Congreso tres proyectos y se tratarían la semana próxima.

Publicado

el

in pérdida de tiempo, el flamante gobierno de Alberto Fernández enviará el próximo lunes a la Cámara de Diputados tres proyectos sobre emergencia: la económica, la social y la sanitaria.

El objetivo del oficialismo es darle media sanción a las iniciativas el miércoles 18 del actual, previo paso por las comisiones de Presupuesto y de Legislación General, las cuales serán convocadas el día anterior.

El nuevo jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, adelantó hoy que el Poder Ejecutivo convocará en forma inminente a sesiones extraordinarias en el Congreso para iniciar el tratamiento de estas iniciativas. Asimismo, ratificó que se prorrogará la ley de presupuesto 2019 y que recién en marzo próximo el nuevo gobierno enviará el proyecto del próximo ejercicio, informó La Nación.

Si bien no se conocen todavía detalles sobre el contenido de la emergencia económica, se estima que la iniciativa contendrá facultades extraordinarias al Poder Ejecutivo en materia tributaria como también tarifaria.

Esto le permitiría al Gobierno manejarse, al menos durante los primeros meses de gestión, por medio de decretos de necesidad y urgencia y/o decisiones administrativas, sin necesidad de una aprobación previa del Congreso.

loading...

Seguir Leyendo

Política

El recorrido político del nuevo Presidente de la Nación y su relación con CFK

Detallado análisis sobre la carrera política de Alberto Fernández y de su vínculo con Cristina Fernández de Kirchner.

Publicado

el

Cuando Cristina Fernández de Kirchner anunció en mayo pasado que Alberto Fernández sería el candidato a presidente de una coalición peronista-kirchnerista llamada el Frente de Todos, la noticia sorprendió al país.

Ni un solo analista u observador había anticipado que la candidata obvia —la propia Fernández de Kirchner— iba a postularse como vicepresidenta y dejar el cargo mayor a quien hasta entonces era considerado uno de sus críticos internos más fuertes.

La estrategia tuvo éxito: unió al peronismo y le dio a “los Fernández” -como les dicen muchos en Argentina— una contundente victoria electoral en octubre pasado.

Con el traspaso del mando, este 10 de diciembre, regresa al poder el kirchnerismo, la fuerza desprendida del peronismo que gobernó Argentina desde 2003 hasta 2015, con la llegada de Mauricio Macri.

Pero la mayoría de los analistas coincide en que, bajo el liderazgo de Alberto Fernández, será un tipo de peronismo muy diferente al que dominó la política argentina durante 12 años.

Fundador del kirchnerismo

Alberto Fernández fue clave en la llegada al poder de Néstor Kirchner, en 2003, y tuvo una gran influencia como su jefe de Gabinete.

“Fue la cara más visible, el vocero de los gobiernos kirchneristas en todas las instancias”, describió la periodista del diario La Nación Lucrecia Bullrich.

Alberto Fernández (centro) con una imagen de Néstor Kirchner detrás
Alberto Fernández fue la mano derecha de Néstor Kirchner, pero se distanció del kirchnerismo cuando Cristina Fernández sucedió a su marido en 2007.

Pero las cosas cambiaron cuando Cristina Fernández sucedió a su marido, a finales de 2007.

Después de solo siete meses, en julio de 2008, Fernández renunció como jefe de Gabinete, en medio de un enfrentamiento entre los Kirchner y los representantes del campo.

Y aunque siempre defendió la gestión del expresidente, quien falleció en 2010, tuvo grandes diferencias con Fernández de Kirchner.

Estas llevaron no solo a su renuncia, sino a que se convirtiera en un crítico del movimiento que él mismo había ayudado a fundar.

Hoy esas diferencias parecen haber quedado en el pasado.

¿Quién es?

El hombre detrás del resurgimiento del kirchnerismo y el peronismo —dos fuerzas que habían quedado debilitadas tras el triunfo de Macri en 2015— tiene 60 años y se formó como abogado.

Empezó a militar políticamente mientras estudiaba Derecho y se afilió al Partido Justicialista (nombre formal del principal partido peronista) en 1983, con el regreso de la democracia.

Su primer cargo público fue en la Justicia, como juez suplente. Desde entonces se desempeñó como funcionario y asesor jurídico de varias dependencias del Estado.

Alberto Fernández con un cartel atrás que dice "presidente"
Fernández se impuso con el 48% de los votos, frente al 40% de Macri.

También tiene una larga trayectoria como docente, y hasta su candidatura se desempeñó como profesor de Derecho en la Universidad de Buenos Aires (UBA).

A pesar de sus muchas décadas de experiencia política, los de este año fueron apenas los segundos comicios que enfrentó en su vida.

La única otra vez que se sometió al voto popular fue en 1999, cuando postuló por —y obtuvo— un escaño como legislador de la Ciudad de Buenos Aires. Pero no fue con el kirchnerismo.

Esa fuerza recién surgiría a nivel nacional tres años más tarde, cuando el entonces ignoto gobernador de la patagónica provincia de Santa Cruz, Néstor Kirchner, llegó inesperadamente a la presidencia, en la primeras elecciones tras la debacle económica de 2001.

Antes de ser parte de esa nueva fuerza, Fernández integró la Alianza Encuentro por la Ciudad, liderada por Domingo Cavallo, el polémico exministro de Economía de Carlos Menem, considerado el autor intelectual de la “convertibilidad” (que ató el peso argentino al dólar estadounidense) y hoy denostado por gran parte del peronismo.

Irónicamente, Kirchner llegó a la presidencia venciendo a Menem, quien renunció a participar en una segunda vuelta electoral.

Primer kirchnerismo

A pesar de que Kirchner contaba con un respaldo electoral de menos del 23% —lo que sacó en primera vuelta— y que el país salía de la peor crisis económica de su historia, esa primera etapa del kirchnerismo se caracterizó por sus éxitos económicos.

Ayudado por el récord de los precios de las materias primeras y el boom de la soja, Argentina repuntó e incluso logró lo que muchos consideran una de las mayores hazañas económicas: los llamados “superávit gemelos”; es decir, balances positivos en las cuentas fiscales y de comercio exterior.

Néstor Kirchner recibe la banda presidencial del presidente saliente Eduardo Duhalde
Fernández llegó al poder en 2003, como el jefe de Gabinete de Néstor Kirchner.

Es algo que Fernández resaltó durante su campaña electoral: “En el 2003, era un país destruido y claudicante. Cuando veo este presente, que se parece tanto al país que recibimos en el 2003, no le tengo miedo porque volveremos a hacer lo que ya hicimos”, dijo al diario La Prensa.

Sin embargo, sus críticos le adjudican responsabilidad en algunas de las decisiones más controvertidas del primer período kirchnerista; por ejemplo, la intervención del organismo que mide la inflación, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), que a partir de 2007 empezó a publicar cifras muy cuestionadas.

Fernández ha tomado distancia de esa controversia, criticando la intervención y asegurando que se opone a la manipulación de las estadísticas.

De enemigos a socios

Muchos tampoco logran conciliar el hecho de que Fernández se haya convertido en aliado político de alguien a quien criticó duramente en el pasado.

De hecho, poco después de que la exmandataria anunciara que Fernández y ella serían candidatos a presidente y vicepresidente, las redes sociales explotaron con memes recordando muchas de las críticas que él le dedicó a su actual vicepresidenta.

“Es definitivamente un mal gobierno, donde es muy difícil encontrar algo ponderable”, dijo Fernández en 2015 sobre el segundo período presidencial de “CFK”.

El político, que dos años antes se había aliado en contra de Cristina Kirchner con el hombre que lo reemplazó como jefe de Gabinete, Sergio Massa —otro excrítico que hoy forma parte del Frente de Todos— cuestionó el “cepo” (las restricciones cambiarias) y el hecho de que “la pobreza aumenta y se niega su existencia”.

“Su acción institucional es deplorable, todo lo que hizo en materia judicial es deplorable”, dijo también sobre su principal socia política..

Cristina Fernández de Kirchner le toma juramento a Alberto Fernández
Fernández renunció como jefe de Gabinete de Cristina Kirchner siete meses después de haber jurado en el cargo y se convirtió en un fuerte crítico de la exmandataria.

Pero quizás el cuestionamiento más duro fue cuando a comienzos de 2015 escribió una columna de opinión en el diario La Nación, acusando a la entonces mandataria de haber tratado de encubrir a los autores del peor atentado en la historia argentina, la voladura de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) el 18 de julio de 1994.

“Cristina sabe que ha mentido y que el memorando firmado con Irán sólo buscó encubrir a los acusados”, escribió sobre un controvertido pacto que firmó la exjefa de Estado.

También la acusó de “encubrir la corrupción de su vicepresidente”, Amado Boudou, hoy preso por ese delito.

Ahora Fernández dice que se trató simplemente de un “error garrafal del gobierno de Cristina”.

También ha asegurado que, como presidente, no volverá a implementar ni las medidas polémicas —como la intervención del Indec— ni las formas de estilo autoritario —como el enfrentamiento con la prensa— que caracterizaron al gobierno de su vicepresidenta.

¿Quién gobernará?

Pero a pesar de que tanto durante la campaña como durante el período de transición post electoral, Fernández se ha mostrado independiente de su compañera de fórmula -quien ha mantenido un perfil bajo-, muchos en Argentina se preguntan quién gobernará realmente a partir del 10 de diciembre.

Después de todo, nunca antes ocurrió que una candidata a vicepresidenta anunciara quién sería su compañero de fórmula.

Boleta electoral del Frente de Todos con la imagen de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner
Fernández se molesta con la prensa cuando le preguntan por su compañera de fórmula.

Fernández se molesta cuando es consultado al respecto. “El presidente voy a ser yo”, repite. Además, resalta que el Frente de Todos está compuesto de muchos otros políticos que en su momento también fueron muy críticos con Cristina Kirchner.

Para el politólogo y profesor universitario Facundo Cruz, la capacidad de unir a personas que piensan diferente es una de las características que definen a Fernández.

“Es un constructor de la política”, le dijo a BBC Mundo.

“Fernández se construyó políticamente sobre tres pilares: la creación de consensos políticos, el pragmatismo y el conocimiento de la política del Estado”.

“Conoce al Estado como nadie, después de haber trabajado más de 30 años en distintos lugares”, afirmó.

No obstante, resaltó que fue “la designación de Cristina Kirchner la que le dio la legitimidad que estaba necesitando”.

A pesar de ello, el analista político Gustavo Dufour, profesor de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, descarta que Fernández se convierta en una especie de marioneta de la exmandataria, como advierten sus detractores.

Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner en campaña
Algunos creen que Fernández logrará desmarcarse de Cristina Kirchner, otros advierten que ella tendrá las riendas del poder.

“Argentina es un país presidencialista. El presidente tiene recursos institucionales que el vicepresidente no tiene”, aclaró.

“Aunque Fernández no tiene capital político propio, la organización entre organismos del Estado favorecerá que pueda ejercer la presidencia con autonomía”, anticipó.

Algunos incluso creen que su gran desempeño electoral, en el que obtuvo casi la mitad de los votos del país, podría hacer que se revierta el balance del poder y que a partir del 10 de diciembre nazca una nueva forma de peronismo: el “albertismo”.

Fuente: BBC Mundo

loading...

Seguir Leyendo

Actualidad

Copyright © 2017 ELSOLDESANJUAN.COM.AR Todos los Derechos Reservados. Editado en la Ciudad de San Juan, Argentina. Tel +549(264)155304748