28.6 C
San Juan
28.6 C
San Juan

Una policía mató a su tío porque habría intentado abusar de su hermana

Anuncio

La mujer le dio tres balazos a su familiar, la hermana de la suboficial, de 13 años, lo había acusado de intentar manosearla.

Nahir Grisel Carrizo (26) es policía bonaerense, integrante del Comando de Patrullas de Quilmes. Está presa por haber matado de tres balazos a su tío, a quien la hermana de la suboficial, de 13 años, había acusado de intentar manosearla cuando fueron juntos a hacer unas compras, en el partido de Berazategui.

“Yo lo conocía a mi papá, dicen cosas que no puedo creer. Y también la gente que lo conoce sabe que es mentira, que no puede ser que haya hecho eso”, le dice a Clarín desde Encarnación (Paraguay) Zunilda Larramendia (28), hija de Lucio Larramendia González (50), un albañil y obrero de la construcción que había nacido en el vecino país y llevaba 13 años viviendo en el sur del conurbano bonaerense.

El crimen se produjo cerca de las 21 del 22 de junio en las calles 422 y 455 de la localidad de Gutiérrez, una zona de tierras usurpadas y donde viven varios inmigrantes paraguayos.

Según fuentes de la investigación consultadas por este diario, la hermana adolescente de Carrizo había ido a hacer compras con un tío. En ese momento, dijo la chica, él intentó manosearla. Entonces ella se resistió y gritó.

“Callate la boca, no cuentes nada”, fue la advertencia del hombre, quien luego amenazó con tomar represalias hacia su familia, de acuerdo con su relato.

Apenas se enteró, la mujer policía se terminó de duchar y salió enfurecida a buscar a Larramendia González, quien vivía a media cuadra. Intentó prender fuego su casa, prefabricada, muy precaria, pero su mamá lo apagó rápidamente.

En eso estaba cuando apareció el acusado. Hubo un intercambio verbal hasta que Carrizo sacó su pistola reglamentaria. Se oyeron entre tres y cuatro detonaciones: el obrero atinó a correr, pero cayó muerto a 30 metros de su propiedad con tres impactos de bala, uno de ellos en la cabeza.

Tras el crimen, la agente escapó. Con la intervención de la fiscal Gabriela Mateos, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 3 descentralizada en Berazategui, se hizo un allanamiento en la casa de la homicida. Se secuestraron proyectiles 9 milímetros, vainas y plomos deformados. Un auto que estaba estacionado recibió también un impacto.

Carrizo, que era ex pareja de otro policía, finalmente fue detenida. Se negó a declarar y actualmente se encuentra alojada en la Comisaría de la Mujer. Le incautaron su arma para someterla a pericias.

Zunilda es la mayor de los tres hijos de Larramendia González (los otros dos son varones). “En nuestra última conversación me dijo que estaba bien, que no necesitaba nada, que no me preocupe. Se había operado del apéndice hacía un mes”, dijo.

FUENTE: Clarín

Anuncio

Te puede interesar:

¡Seguinos!

122,112FansLike
428FollowersFollow
0SubscribersSubscribe

En Portada: