El terremoto de enero tuvo implicancias mayores que sólo lo material. Uno de los casos testigos es Carlos Sosa quién aseguró que “desde enero no podía dormir pensando cómo conseguir su casa”. Este jueves fue uno de los que recibió una vivienda de IPV en la entrega que se hizo en Sarmiento.

Carlos contó que “no pegué un ojo porque estaba muy preocupado por mí familia y por encontrar un lugar propio para vivir. Por eso cuándo me avisaron que me iban a dar una casa, me alegré al punto tal que pude ganar paz y descansar”.

Carlos, y su familia, junto a 48 familias de Sarmiento recibieron sus nuevas casas del IPV después de haber sufrido serios daños en sus viviendas a causa del terremoto de enero y las lluvias de febrero.

El nuevo barrio recibe el nombre de La Silvica, y demandó una inversión en la obra superior a los 108 millones de pesos. El gobernador explicó que “en el último terremoto se le adjudicó un cupo de 300 viviendas al intendente, cuando veníamos en camino pudimos observar la construcción de un barrio en estado avanzado”, aseguró Uñac quien agregó que el IPV está buscando terrenos para comprar con el fin de construir más casas para sarmientinos.

Las viviendas del barrio La Silvica tienen dos dormitorios, baño, cocina comedor y lavadero. El proyecto permite transformar las viviendas y ampliarlas a bajo costo. Además, se acondicionó el barrio con calles con calzada enripiada, señalización, pasantes vehiculares y peatonales, sistema de riego en arbolado público con cunetas de tierra, colocación de arbolado, espacio verde, red de agua potable, red de cloacas y alumbrado público.